Los niños y las niñas del Pitic

Niño

La fotografía me permite acercarme a gente y situaciones que llenan mi vida de lecciones, y una de las que más aprendizaje me ha dejado es haber participado en la exposición Los niños y las niñas del Pitic, inaugurada ayer 17 de octubre.

Otros 19 fotógrafos y yo retratamos a niñas y niños del CRIT en lugares muy característicos de la ciudad de Hermosillo para promover la inclusión, y déjenme decirles que las foto nos salieron ¡bien chulas!

Niño corriendo en plaza

A mi me tocó fotografiar a Jorge Antonio, un niño de 6 años con más pila que todos los conejos Duracell del mundo, pasé casi 2 horas corriendo detrás de este coqueto vaquero que agarraba la mano de todo aquel que entrara en su campo visual.

En mi cabeza tenía bien calculada la fotografía que quería lograr, pero como casi todo lo que tiene que ver con niños, lo planeado es lo último que se logró, esta vez para beneficio del proyecto porque Jorge me dio mucho mejor material del que pude haber anticipado.

Niño sentado

Este chamaco me recordó lo importante que es soltar, abrazar la improvisación y siempre pensar en los zapatos que pisa la otra persona. En el proceso descubrí que la ciudad avanza, lento pero poco a poco los espacios se abren para todos y sus circunstancias particulares.

Y este trabajo en equipo me demostró que si hay gente que trabaja sin egos, que cuando se busca un bien común y encuentras al grupo indicado, las cosas fluyen, ¡que si podemos!

Niño tirando sombrero

La colaboración entre fotógrafos y el CRIT Sonora se ha realizado por 5 años, pero esta es mi primera participación y espero que no la última porque trabajar con gente y causas así, me mueven bastante el corazón.

Si están interesados, la exposición estará en las instalaciones del CRIT hasta el 17 de noviembre, después dará una gira por otros lugares de la ciudad, luego les paso el dato.

Niño vaquero

Niño corriendo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *