Cultura de voluntariado o como ser un factor de cambio




Durante mi estancia de 2 años en San Francisco, fui voluntaria en un montón de partes porque no tenía visa de trabajo; ayudé a clasificar basura, armar los paquetes de prensa de una exposición, llené tanques de agua, introduje al mundo de las redes sociales a latinas que querían empezar su propio negocio y un montón de cosas más, y todo lo que obtuve fueron 2 boletos para un evento, pero con sentir que gracias a mi tiempo y el de un montón de voluntarios más las organizaciones podían seguir con su misión, bastaba.

Yo si era una total y completa Nini, los demás voluntarios no; me topé con una gran variedad de ocupaciones y profesiones, desde estudiantes de prepa, universitarios hasta profesionistas. ¿Por qué alguien que ya está ganando dinero decide donar un poco de su tiempo a diferentes causas? Como ellos me contaron: de esta forma pretenden regresarle un poco a la sociedad por todo lo que hoy tienen. Si esto no ser agradecido, no se que otra cosa pueda serlo.

Coordinadora de voluntarios en Maker Faire

Esa filosofía me pareció de lo más bonita. Los participantes saben que forman parte de una comunidad, y eso a lo que pertenecen necesita de su esfuerzo para seguir mejorando, que tienen que trabajar para no tener que vivir en una ciudad que se cae a pedazos, sucia, sin cultura o sin gente que sale adelante.

Pasar tiempo junto a estas personas me llenó de inspiración, esperanza y motivación. Fue genial verlos trabajar sin esperar nada a cambio, que se tomaran ellos mismos como factor de cambio. También me hizo pensar un poco en esa misma cultura de voluntariado en México, la cual es casi nula aunque nos encanta presumir de que somos un país solidario, que ante catástrofes naturales, no lo dudo, pero ¿qué pasa con el día a día? o ¿las otras causas?

En SF vi convocatorias para voluntarios en casi todos los eventos, conciertos, desfiles, ferias, mercados y por supuesto organizaciones sin fines de lucro. Las más peleadas eran los festivales porque podías pasar gratis si les dabas algo de tu tiempo. En Hermosillo me ha tocado ver este tipo de dinámicas en el Festival Internacional de Cine en el Desierto, Festival Internacional de Cine de Hermosillo, las Fiestas del Pitic y TEDxPitic. ¿Los otros eventos no necesitan manos extras que los ayuden? Hay gente que está dispuesta a ofrecer un poco de su tiempo, solo falta que les den un empujoncito.

Latinas que buscaban tener su propio negocio.

Creo que en casi todas las preparatorias y universidades de México existe el requisito de servicio social, al que en esa etapa vemos como una carga que da muuuucha flojera cumplir y buscamos las actividades menos cansadas o que requiera menos horas. No creo que este programa esté sirviendo para inculcar una cultura más solidaria.

Definitivamente hace falta que nos involucremos más, en cualquier tema que nos apasione; si lo que a uno le interesa es el empoderamiento de la mujer, derecho de los homosexuales o el calentamiento global, debemos buscar organizaciones que estén trabajando en eso o bien, comenzar un movimiento aunque sea muy solitario al principio.

Debemos de reconocer y creernos factores de cambio 

No debemos de dejarle todo el trabajo a el gobierno, y no porque no deba hacerlo, más bien porque ya hemos visto que no están muy interesados y que los únicos afectados por esto somos los simples mortales, todos somos parte del problema... o la solución.

Ser voluntario no es trabajar gratis, es apoyar alguna causa, organización o evento que te gustas o quisieras que no desapareciera.



No hay comentarios

Back to Top