Pájaro de nube en Un desierto para la danza


Antes de asistir a la primer función de Un desierto para la danza 2014, busqué informarme para no ir tan en blanco e intentar entender más sobre la propuesta de la compañía de danza experimental Pájaro de nube, porque el lenguaje del cuerpo a veces no se me hace tan claro como el de la luz.

En casi todas las páginas encontré la misma información sobre la obra Piedras de agua, esa que da la compañía y todo mundo copia y pega o solo le cambia algunas palabras: "Toma como punto de partida los arquetipos de la muerte y lo femenino, representados por el sueño y el río, respectivamente".


Creí ir preparada, pero no, lo que leí no encaja con mi interpretación de la función y cuando intento encontrar relación, la siento muy forzada, aunque tampoco es como que entendí mucho su descripción. 

Primero en escena aparecen 3 individuos, muy separados entre ellos, luego hay 3 cambios de ambiente en el que dos de ellos, mujeres, están constantemente interactuando mientras que un contratenor aparece por aquí y por allá, pero poco se mete con las otras bailarinas.

Para mi el contenido estuvo más ligado a la compatibilidad entre personas o cosas y también el conflicto entre ellas; lo que si no puedo negar es que la iluminación de "Chester" Enrique Morales estuvo  bellísima, ven, es el blog de una fotógrafa. La voz del contratenor Santiago Cumplido también fue un disfrute.

 

Lo interesante es salir de la función y comparar opiniones con los demás, todo mundo pudo ver detalles que yo perdí. Al menos las fotos que saqué me gustaron muchísimo.

Piedras de agua es una codirección de Beatriz Cruz, quien también es coreógrafa y bailarina y Marcos García, compositor e interprete musical; en escena también podemos ver a la bailarina Elizabeth Mercado y al contratenor Santiago Cumplido. El diseño de vestuario es de Beatriz Ctuz y Sofía Carillo.





1 comentario

Avelisa dijo...

Muy buenas fotos Clarissa! No tuve la oportunidad de ir a esa funcion, he aprendido con la danza contemporanea a dejarme llevar por el sentir y gozar al observar, sin pensar en sus significados y casualmente al final termino haciendo mi propia interpretacion que algunas veces coincide con el autor otras muchas tantas veces mas me lanzo en un viaje individual, eso si! me encanta! y sigue maravillandome

Back to Top