Patricia e Iker


La ciudad bonita y la pareja guapa, no podía pedir más en esta sesión.
Un domingo no cualquiera anduve con Patricia e Iker tomándoles fotos para la invitación de su boda en España, por lo que eligieron lugares distintivos de San Francisco para mostrarle a su familia y amigos la ciudad donde viven actualmente.

Primero llegamos temprano a Marshall Beach porque no quería el sol arriba y sombras marcadas en las fotografías, eso les explicaba mientras caminábamos hacia la playa, sintiéndome toda una profesional del lente, cuando veo la marea alta y nada de espacio para tomar las fotos. Pensé en el sol, pero no en el agua, lección aprendida. 

Estos españoles además de muy divertidos son muy lindos, y decidieron esperar un rato a que retrocediera el mar para tener un poco de terreno para movernos. Ya de regrese encontré otro rincón muy mono para tomar fotos y aire, mucho aire, porque la vuelta es de subida, de esas muy inclinadas.

Luego continuamos el recorrido en Dollores Park y Mission, no podíamos dejar pasar a las Painted Ladies ni los montones de murales.


Esta fue una sesión muy divertida y con cierto grado de reto fotográfico, lo primero porque la interacción entre Patricia e Iker está llena de buena onda, de bromas, de contraste en la personalidad que termina siendo un muy buen complemento; y lo segundo por que tuve que salir de mi zona de comfort, usualmente suelo encuadrar las fotos de manera muy cerrada y en esta ocasión tenía que captar lo que había alrededor, pero terminé muy contenta con el resultado.

Si quieres ver más fotografías de esta sesión, pícale aquí.


A great city and a nice-looking couple, I couldn't ask for more.

In a non regular sunday, I was with Patricia and Iker taking them pictures for their wedding invitation, the celebration is going to be in Spain, they choose some of the landmarks in San Francisco , so their family and friends can see where they live now.

Firs we get early to Marshall Beach because I didn't want to have the sun up in the photos and hard shadows, I was explaining to them, feeling myself so pro, when I saw the high tide and no space where to walk and take pictures. I thought in the sun, but not in the water. Lesson learned.

These Spaniards are pretty fun and nice too, they decided to wait until the water receded and left enough space to move around. On the way back, I found another nice spot to take photos and fresh air, because the return was up hill, and very steep.

Later we continue to Dollores Park and Mission, we couldn't leave without the Painted Ladies or the graffiti.

This was a relly fun photoshoot with a little bit of photographic challenge, the first thing is because the interaction between Patricia and Iker es full of good vibes, jokes, personality contrast that get a good complement in the couple; and the second is because I used to photograph close shots, and in this I need to have the surrandig in the picutre, but I'm really happy with the result.

If you want to see more photos, just click here

No hay comentarios

Back to Top